Ir al contenido principal
Español
¿Necesitas ayuda?  Escribenos por correo electrónico o llámanos a cualquier hora al (877) 815-1531 (gratis) o al +1 (415) 395-4225 ¡Hablamos español!

Guía para enviar dinero a América Latina (Univision.com)

Guía para enviar dinero a América Latina - Tipos, costos, ventajas y desventajas

Univision.com, Rafael Cores – 23 de agosto de 2010 – Uno de cada seis hispanos asegura que envía dinero a alguien en otro país prácticamente todos los meses y más del 40 por ciento lo hace al menos de forma esporádica, según una reciente encuesta de Univision y Associated Press en la que también participaron la Universidad de Stanford y Nielsen.


No sólo importa el costo

Según el Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN) del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en 2009 el conjunto de países de América Latina recibió $58,800 millones de los latinoamericanos residentes fuera de sus países. En algunos de éstos –como Guatemala, Nicaragua, El Salvador y Honduras–, esas remesas suponen más del 10 por ciento de su Producto Interior Bruto. En otros suponen entre el 2 y el 5 por ciento del PIB, pero aún así son una fuente fundamental de ingresos para millones de familias latinoamericanas.

Los emigrantes en Estados Unidos hicieron una media de 12 envíos de dinero durante 2009, asegura una encuesta del propio FOMIN. Pero las formas de enviar dinero son diversas, así como sus costos y requerimientos. 

A la hora de elegir ua forma de envío, conviene valorar cuatro aspectos, según Manuel Orozco, director de Remesas y Desarrollo de la organización sin ánimo de lucro Inter-American Dialogue:

1. El costo

La competencia en el mercado de las remesas y la aparición de nuevas formas de envío han reducido los costos en los últimos años. Como referencia se puede tomar el porcentaje medio que cuesta un envío internacional de $200: el 5 por ciento. Si bien hay diferencias entre las formas de envío -e incluso entre los países destinatarios, ya que enviar a las economías "dolarizadas" como El Salvador (4.5 por ciento) o Ecuador (3.8 por ciento) es más barato-, la comisión del 70 por ciento de los servicios oscila entre 3.5 por ciento y 6.5 por ciento. Los envíos a México (6.2 por ciento), Bolivia (6.1 por ciento) y Colombia (5.8 por ciento) son los más caros después de Brasil y los países caribeños de habla no hispana.

El precio de la transacción se compone fundamentalmente de dos costos: la tarifa de la entidad que ejecuta el envío y la comisión por el cambio de moneda. Esta última fluctúa, pero suele rondar el 1 por ciento. Si supera el 2 por ciento, comenta Orozco, es "sospechosa".

Pese a todo, la reducción de los precios ha hecho que el costo pierda importancia respecto a las otras variables que se deben considerar.

2. La conveniencia

La cercanía al lugar de envío y recogida del dinero y la rapidez del mismo son otro factor a tener en cuenta. Un servicio puede ser muy barato, pero si el receptor tiene que desplazarse a otra ciudad para recoger el dinero puede terminar siendo más caro.

MoneyGram tiene la red de distribución más grande seguido de Vigo, Xoom, Western Union, y Viamericas. Entre estas cinco empresas de envío de dinero copan el 46 por ciento de los puntos de entrega en América Latina, aunque el reparto por países, ciudades y áreas rurales es desigual. Viamericas, por ejemplo, tiene el 69 por ciento de sus puntos de entrega en zonas rurales y el 31 por ciento en urbanas, mientras que en el resto de empresas tienen más presencia en las ciudades –alrededor del 60 por ciento.

3. La reputación

La fiabilidad de la entidad es también importante. Algunos servicios prometen tarifas muy baratas, pero con poca claridad en los plazos, en informar de antemano de la que cantidad que recibirá el destinatario… o simplemente no tienen lugares donde repartir el efectivo.

4. El valor agregado

El envío de dinero puede tener beneficios asociados, tanto para el remitente como para el que lo recibe. El que recibe, por ejemplo, puede mejorar su historial de crédito si la entidad está conectada a Equifax, ya que los envíos se registran como pagos de recibos, por lo que es conveniente preguntar a la entidad si sus movimientos son monitoreados.

La entidad receptora puede a su vez ofrecer productos añadidos a quien recibe el dinero, como asesoría sobre sus finanzas, cuentas de ahorro, etc. 

A continuación mostramos cuáles son las opciones principales, con las ventajas y desventajas de cada una.

1. REDES DE TRANSFERENCIA DE DINERO

Son empresas especializadas en el envío de dinero que crean una red propia, aunque luego se asocien con agentes para llegar a más puntos de destino o de recepción de fondos.  Es con abrumadora diferencia el sistema más utilizado: el 92 por ciento de los inmigrantes latinoamericanos que envían dinero realizan transacciones cash to cash con este tipo de agentes. Entre las empresas más utilizadas están Western Union, MoneyGram y Vigo.

Ventajas: Son muy fáciles de usar, no requieren cuentas bancarias y los envíos se hacen con rapidez, incluso de forma instantánea.

Desventajas: Los costos de envío pueden ser más altos que por otros métodos. Cada empresa tienes unas tarifas y red diferente. No todas son totalmente transparentes. Sólo las grandes, que dominan el mercado, ofrecen servicio a la mayoría de países.

2. ENVÍOS POR INTERNET

Son en realidad una variedad del sistema anterior, pero que utiliza exclusivamente una página web como punto de entrega del dinero. La empresa de envío tiene acuerdos con bancos y agentes en los países de entrega que depositan el dinero en una cuenta o, más común, entregan el dinero en efectivo.

Este método es utilizado sólo en el 3 por ciento de los envíos a América Latina, pero es el de más rápido crecimiento. El más popular es Xoom, que según Orozco tiene alrededor del 50 por ciento del mercado.

Ventajas: El pago en el sitio web se realiza con facilidad a través de una cuenta de cheques o una tarjeta de crédito o debito.

Desventajas: Pagar con tarjeta resulta más caro, ya que el servicio entonces cobra una comisión más alta para hacer frente al costo que Visa, Mastercard o American Express les hará a ellos. No todo el mundo tiene acceso a Internet.

Costos medios y número de puntos de entrega de las principales empresas de transferencia de dinero de Estados Unidos a América Latina. (Sólo se han incluido aquéllas que ofrecen servicio al menos a cinco países).

 

 Nº de países

Tarifa (%)

Comisión cambio (%)

Costo total (%)

 Puntos de pago

Dolex Dollar Express               

10

1.95

1.09

3.04

11,109

La Nacional      

6

3.21

2

5.21

3,181

MoneyGram                          

15

4.88

1.91

6.79

20,808

Remesas Quisqueyana                

5

4.93

1

5.93

2,054

Ria Envia                          

15

3.4

2.6

6

15,011

Uniteller

10

4.1

0.49

4.59

11,363

Viamericas                         

10

3.76

1.1

4.86

16,226

Vigo                               

15

4.14

1.12

5.26

18,808

Wells Fargo                         

10

1.45

2.28

3.73

5,385

Western Union                      

15

4.83

1.82

6.65

14,971

Xoom                               

13

4.16

1.62

5.78

15,260


Fuente: A Scorecard in the Market for Money Transfers: Trends in Competition in Latin America and the Caribbean. Estudio del Inter-American Dialogue, Junio 2010.

3. TRANSFERENCIAS ELECTRÓNICAS

Los fondos se envían de forma electrónica entre cuentas de instituciones financieras que forman parte de una red nacional o internacional gestionada normalmente por un banco central. Para envíos internacionales, el sistema más utilizado es el SWIFT (Society for Worldwide Inter-Bank Financial Telecommunications). El 3 por ciento de los envíos a Latinoamérica se realizan de esta forma.

Ventajas: Es una opción barata y muy segura para transacciones de mucho dinero. 

Desventajas: Para montos pequeños no suele ser rentable, porque la tarifa mínima oscila entre $15 y $50. Los fondos pueden tardan varios días en depositarse en cuenta.

4. TARJETAS DE DÉBITO y CRÉDITO

Muchos bancos ofrecen cuentas específicas para enviar dinero desde Estados Unidos a América Latina a través de tarjetas de débito. Se trata de una sola cuenta en la que el que “envía” dinero deposita los fondos en EU –en una sucursal o a través de ATM, por ejemplo-, y el que recibe el dinero tiene una tarjeta para sacar fondos en cash o simplemente pagar con ella.

Ventajas: Pese a que este sistema también conlleva comisiones –en muchos casos un 3% por  ser la transacción internacional, más otro porcentaje menor en el cambio de moneda-, su costo porcentualmente puede resultar de los más baratos. Se evita el efectivo, lo que reduce el peligro de robos y pérdidas. Las tarjetas están aseguradas.

Desventajas: Entre los inconvenientes está la necesidad de identificarse legalmente en el banco emisor de la tarjeta y de que ésta sea aceptada en los comercios del país de destino.

5. TARJETAS PREPAGADAS y TARJETAS MONEDERO

El funcionamiento de las tarjetas prepagadas es similar a las de débito, pero no requieren una cuenta de banco asociada, sino que el número de la tarjeta es la propia “cuenta”. 

Las tarjetas monedero son similares a las anteriores, pero generalmente tiene un chip donde se almacena la información, por lo que si se pierde la tarjeta, se pierde el dinero.

El conjunto de tarjetas –débito, crédito y prepagadas- suponen tan sólo el 1 por ciento de las remesas a América Latina y es un sector que no ha experimentado crecimiento en los últimos tres años.

Ventajas: No se necesita aprobación previa o un buen historial crediticio, como ocurre con las tarjetas de débito, y se pueden adquirir en muchos comercios de Estados Unidos sin ni siquiera identificarse –aunque sí será necesario algún tipo de identificación para quienes quieran recargarlas-. 

Desventajas: Las comisiones; mensual de mantenimiento –algunas no la cobran si se mantiene la cuenta activa, pero otras llegan hasta los $10 al mes-, por retiro de efectivo en cajeros automáticos -$2 ó $2.5 es habitual- y por el cambio de moneda –alrededor del 2 por ciento de la transacción-. En caso de extravío, pedir una nueva tarjeta suele tener también un cargo de $10.

Los siguientes sistemas se utilizan aún menos en los envíos Estados Unidos – Latinoamérica. No citamos aquí los envíos informales, a través de personas, que se calcula son alrededor del 10 por ciento del total y no tienen gran peso, salvo en el caso de las "mulas" a Cuba.

6. GIROS POSTALES

Las oficinas de correos de muchos países ofrecen la opción de enviar dinero a través de “giros” desde una cuenta bancaria postal a otra cuenta o a una oficina de correos donde el destinatario recibirá el dinero. Suelen ser más baratos que las transferencias bancarias para montos pequeños.

7. CHEQUES y LETRAS 

Son documentos físicos emitidos por instituciones financieras sujetas a una regulación, como puede ser un banco o una cooperativa de crédito. Están quedando en desuso porque deben enviarse físicamente –por correo postal, por ejemplo-, con el consiguiente retraso y peligro de pérdida.

8. ÓRDENES DE PAGO

También son documentos físicos, pero las órdenes de pago pueden ser emitidas por más instituciones, como bancos postales o empresas de transferencia de dinero como Western Union, y no requieren de una cuenta bancaria para enviarse ni para cobrarse.

Este trabajo se ha realizado con el apoyo del Centro Internacional de Periodistas, (ICFJ).

Lee el artículo en univision.com